******ENTREGAS EN TODA LA COMUNIDAD DE MADRID Y CAPITAL TODOS LOS DÍAS DEL AÑO - PENÍNSULA DE LUNES A SÁBADO - EUROPA DE LUNES A VIERNES****** CUPÓN DESCUENTO: FLPT.

Horario De Lunes a Viernes:

N

08 a 14h. y 16 a 19h. Atención telefónica:
91 129 74 27 / 606 44 38 79

N

08 a 20h. WhatsApp:
606 44 38 79

Sábado:

N

10 a 15h. Atención por Whatssap
606 44 38 79

WhatsApp chat¿Necesitas ayuda?. Pregúntanos

En nuestra tienda online encontrarás gran variedad de regalos para todo tipo de eventos: Día del padre, Día de la madre, Cumpleaños, Aniversarios, elige tu peluche para papá o para mamá y sorprende de una forma inolvidable en ese día tan especial.

Uno de los regalos más tradicionales del mundo son los osos de peluche; son entregados en cumpleaños, entre parejas, a los niños y niñas, como regalo de aniversario y muchas más ocasiones especiales. Sin embargo, a pesar de que este obsequio es tan conocido, su historia no lo es tanto. Por eso, el día de hoy, en Patty Desayunos Originales , queremos contarte el origen del oso de peluche.

Si alguna vez te has preguntado de dónde vienen los peluches tienes que saber que existen dos versiones de su origen. Por un lado, está la historia de una mujer alemana que se dedicaba a fabricar juguetes y, por el otro, una historia que involucra al expresidente de los Estados Unidos Theodore Roosevelt y un acto de humanidad frente a los animales.

La primera versión inicia en el siglo XIX, específicamente a 1879, cuando una mujer alemana que sufría de poliomielitis llamada Margarete Steiff, se inspiró en un dibujo de una revista para fabricar un elefante de tela que rápidamente se convertiría en un juguete muy popular. Unos años más tarde, venderían diseños de diversos animales tales como perros, gatos, conejos y, por supuesto, osos. Para 1902, los osos de peluche creados por la empresa Steiff GmBH eran toda una sensación entre los niños y algunos años después empezaron a exportarlos a Estados Unidos.

La otra versión se remonta a 1902, cuando el presidente estadounidense Theodore Roosevelt hizo un viaje al sur del país, con la intención de mediar en un conflicto fronterizo entre los estados de Louisiana y Mississippi. Para entretener al presidente sus anfitriones organizaron una cacería: capturaron un oso viejo, herido y cansado, y lo ataron a un árbol para que el presidente le disparara, pero Roosevelt se negó a hacerlo. Aunque no se sabe a ciencia cierta si el presidente se negó debido a compasión u orgullo, la historia de este acontecimiento se cuenta como un acto de humanidad por parte de Roosevelt. Más tarde, este hecho fue caricaturizado por el dibujante Clifford Berryman, su dibujo fue difundido a nivel nacional.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

0
WhatsApp ¿Necesitas ayuda?. Pregúntanos

Nuestra página web usa cookies que recolectan información sobre los usuarios visitantes que ayudan a mejorar nuestra página web, analizando, mostrando contenido de redes socailes y publicidad relevante. Por favor mira nuestra página cookies para recibir más detalles o clicka en el botón aceptar.

Ajustes de Cookies

Abajo puedes seleccionar que tipo de cookies prefieres permitir en esta página web, clicka en salvar los ajustes para aplicar tu selección.

FuncionalNuestra página web usa cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para permitir el correcto uso de nuestra página web.

AnalíticasNuestra web usa cookies analíticas para poder analizar nuestra página web y optimizarla para una mejor usabilidad.

Redes SocialesNuestra página web utiliza cookies de redes sociales para mostrar contenido de las mismas, estas cookies pueden rastrear datos personales del usuario.

PublicidadNuestra página web recoge cookies de publicidad para poder mostrar publicidad de terceros basados en tus intereses, Estas cookies pueden rastrear datos personales del usuario.

OtrasNuestra página web usa cookies de terceros que no son analíticas, redes sociales o publicidad.